Registrese

Imprenta Amigo del Hogar
 
Antecedentes
Los Misioneros del Sagrado Corazón, orden religiosa esparcida por el mundo, dedica parte de sus esfuerzos evangelizadores al uso de los medios de comunicación, de forma especial la prensa escrita. Los primeros misioneros llegaron a nuestro país en febrero de 1936 venidos desde Canadá. Ya en 1942, con las limitaciones propias de la época, nace en la parroquia de La Altagracia, Santiago, una modesta publicación llamada indistintamente Boletín Parroquial. En 1944 toma nombre y ahora se llama “El Amigo del Hogar”. Los servicios de impresión eran realizados por la imprenta Sagrado Corazón, en otras ocasiones por L.H. Cruz, del Periódico la Información y, ocasionalmente, por los talleres de la Escuela de Artes Gráficas Salesiana.
Su desarrollo
Veinte años más tarde - octubre de 1962 - siendo Director de la revista el P. Emiliano Tardif y, al mismo tiempo, formador en el Seminario Misionero en San José de Las Matas y con el fin de evitar los repetidos viajes a la imprenta en Santiago para la confección de la misma, el P. Emiliano propuso la compra de una prensa para imprimirla en casa. La Comunidad MSC dio por válida la idea y compró una pequeña Heidelberg. Se habilitó una sencilla sala contigua al garaje del Seminario y allí nació la Imprenta Nuestra Señora del Sagrado Corazón. Es su nombre original aunque la gente prefirió seguir con el nombre ya socializado de Amigo del Hogar. El nacimiento de la imprenta va inseparablemente unido a la revista.
Los pioneros de esta obra grandiosa fueron el P. Emiliano Tardif, su primer Director, los Hermanos Jorge Teasdale, Felipe Batista y Maximino Rodríguez. Sotero Amparo (Saro, EPD), Secretario por veinte años. El trabajo de organización de los folios y del grapado lo hacían dos jóvenes de la población: Víctor M. Díaz y Francisco (Pancho) Tavárez. No faltaron jóvenes solidarios que venían también como voluntarios y ayudaban en el trabajo.  La tirada alcanzaba los 16 mil ejemplares.
En julio de 1963 el pequeño taller se trasladó a Santiago en busca de facilidades para el abastecimiento,  la confección y el terminado de la revista. Se instaló en una vieja casona todavía existente en la calle Sabana Larga, detrás del Santuario de la Altagracia. La novedad fue la adquisición de un linotipo o sistema caliente para la tipografía manejado por el Hno. Juan Concepción msc. En Santiago la imprenta no sólo se ocupa de imprimir mensualmente la revista. Incursiona ya en la confección de otros impresos ligados a la literatura eclesial y que vienen a dar soporte económico a la parte deficitaria de aquella. Vale la pena mencionar el Catecismo del Sagrado Corazón con tiradas por encima de los cien mil ejemplares anuales después de 64 años de publicación ininterrumpida.
La desaparición de la Dictadura, la llegada de la democracia, los nuevos aires del Concilio Vaticano II y la Revolución del ´65 inauguran una era de cambios en la sociedad dominicana. La Imprenta Amigo del Hogar no es ajena a los signos de los tiempos. La Comunidad MSC - su propietaria – planifica la adquisición de nuevas tecnologías y después de cinco años en Santiago decide trasladar el taller hacia Santo Domingo buscando mejores oportunidades para la incipiente industria gráfica. Esto ocurre el 1 de agosto de 1968. Se establece en la Urbanización Los Prados.
De ahí en adelante la historia habría que contarla de manera exponencial. Como taller de impresión Amigo del Hogar hasta nuestros días  ha corrido parejo con  todas las innovaciones que ha experimentado  la industria gráfica. A partir de los años setenta pasa de lo mecánico a lo electrónico y de la electrónica a la tecnología digital. No basta la tecnología. Lo organizacional también cuenta. Amigo del Hogar ha organizado muy bien los tres grandes sectores: pre-impresión, impresión y post-impresión. Esta última tiene que ver con un buen acabado y encuardenación.
 
Importante
Importante como ha sido el crecimiento de ese pequeño taller que nació en 1962 al pie de la Cordillera Central también lo ha sido el por qué de su existencia. No todos saben que pareja a la parte comercial de esta imprenta corre otra producción de libros y folletos producidos desde dentro por iniciativa propia. Este material en todo tiempo ha llegado al público a precios muy bajos como contribución con el conocimiento y la cultura de nuestro pueblo.
En segundo lugar, el público ha valorado grandemente la calidad de impresión y de terminado de Amigo del Hogar. En este sentido, por su calidad,  se ha convertido en punto de referencia del desarrollo gráfico dominicano. El nivel de perfeccionamiento alcanzado por las artes gráficas hace que ya en Amigo del Hogar se transite por las artes info-gráficas, en las que se conjuga la internet, la informática y el computador. Todos estos recursos son factores de creatividad constante.
Sin embargo, el mejor resultado lo aporta siempre el elemento humano. No hacemos diferencia entre directores y trabajadores, pues se trata de un trabajo en cadena. El resultado final es fruto del esfuerzo de todos. Entre los directores recordamos a los PP. Emiliano Tardif, Luciano Paquet, Ivan Labbé, Lucas Lafleur, Juan J. Rodríguez y Ramón María Audet. Hubo también tres laicos, dos de paso muy efímero y Francisco (Frank) Saleme (cuatro años).
El Hno. Jorge Teasdale msc, con barba y porte de profeta,  es el único que aún permanece brindando sus servicios en los talleres desde 1962.
Quedan aún trabajadores estrella de la jornada iniciada en Santo Domingo en 1968: Simeón Fernández (maestro de la impresión), Monín, Dolores, Pedrito, Darío Rodríguez, Leca, Angela…; de los años setenta Altagracia Guerrero (vive fuera), Lensita Alvarez (EPD);
Hoy Amigo del Hogar cuenta con 80 empleados que son los artífices de la calidad y de su buen nombre.
 
Juan Rodríguez msc