Preparar documentos para impresión Offset

Modo de color
cmykEl modo de color que deben tener incrustados tus trabajos es CMYK. Las máquinas offset consiguen los colores mediante la mezcla de 4 tintas: Cian, Magenta, Amarillo y Negro (Cyan, Magenta, Yellow y Key –se denomina así al negro por ser un color clave-, en inglés). Las impresoras domésticas y los monitores suelen utilizar el modo RGB, pero no es válido para una imprenta profesional. Por tanto, siempre tienes que asegurarte de que los archivos que envías están en CMYK.

PDF (Portable Document Format)

Éste es el formato en pdfel que preferimos que nos hagas llegar tus trabajos. Es un formato de almacenamiento de documentos desarrollado por la empresa Adobe Systems. Es de tipo compuesto porque combina imágenes vectoriales, mapas de bits y texto.
 

Y eso es una enorme ventaja a la hora de imprimir online. Fue concebido para documentos que tenían como destino imprentas, ya que especifica la información precisa para la presentación final del documento, determinando todos los detalles sobre cómo va a ser el resultado final. Ésta es la razón por la que nosotros preferimos imprimir trabajos en PDF, es la mejor manera de asegurarnos de que lo que nos envías es lo que se imprimirá.
Puedes hacerlo también en Tiff o JPG en alta resolución, pero siempre que puedas, remítenos un PDF de alta calidad. Ganaremos todos.

Sangrado o sangre (bleed-size)

Las imágenes y fondos que llegan hasta el mismo borde del papel necesitan sangrado (bleed-size), es decir quimaagebleee hemos de
ase
gurarnos de que al cortar con la guillotina no quede espacio en blanco entre la imagen y el borde. Para ello sacaremos la imagen u fondo unos 3.175 milímetros o 0.125 pulgadas fuera del formato final de la página. Ese perímetro es lo que se denomina sangre o sangrado (bleed-size).
 

 

Resolución de las imágenes

Queremos que cuando el resultado sea lo más perfecto posible. Para una óptima impresión, las imágenes que estén incluidas en el archivo precisan una resolución de 300 dpi (píxeles por pulgada) al tamaño que vayan a ser reproducidas. Recuerda que resoluciones inferiores harán que el resultado final de tus trípticos, carteles, folletos, sobres, flyers, tarjetas…no tengan toda la calidad que debieran.

Es común
resolusionel error de pensar que una imagen que se ve correctamente en un monitor se reproducirá igualmente sobre papel. Craso error. La resolución convencional de un monitor es de 72 píxeles por pulgada y la que se precisa para imprenta es de 300. Es decir, más de cuatro veces superior.